Bodegas a pié de calle, David contra Goliat en Labastida

Ayer nos presentamos en Labastida, se celebraba una jornada más de “Bodegas a pié de calle” un evento que da la oportunidad de catar y degustar todos los vinos de todas las Bodegas de Labastida.

Bodegas a pié de calle en Labastida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La jornada se iniciaba a las 11:00 con la proyección de la película sobre el vino “Para la mesa de los Reyes y los altares de los dioses” en el salón de actos de la casa de la cultura.

A continuación, a las 12:30 del mediodía se inicia una cata de vinos popular en la plaza de la Paz. En este momento nos encontramos con Iñigo Berzal y Olatz Zuazo de Bodegas Dominio de Berzal y nos juntamos con ellos para compartir la jornada. Posteriormente se inicia la apertura de los stands con el pregón de Josema Azpeitia, premio Euskadi de gastronomía 2012.

Iñigo Berzal y Olatz Zuazo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir de este momento todas las Bodegas abren al público sus stands en el frontón con motivo de la amenazante lluvia, exponiendo sus vinos y atendiendo a los visitantes.

No es sorpresa confesar nuestras preferencias en Labastida, Bodegas Tierra de Agrícola Labastida y Bodegas Mitarte. Bodegas que creemos sin duda ofrecen precisamente lo que buscamos. Pequeñas Bodegas familiares, con viñedos propios y un trabajo minucioso en el campo que da un resultado de alta calidad en sus vinos.

En un momento tan difícil como es el actual, tenemos muy claro que cobra especial importancia la diferenciación. No tenemos nada en contra con las grandes Bodegas, pero creemos firmemente que no es lo mismo elaborar docenas o cientos de miles de botellas como una Bodega familiar que millones de botellas. No es lo mismo no…

El escenario se podía ver muy bien reflejado a simple vista. Los stands de las Bodegas familiares de Labastida estaban a rebosar de gente, especialmente el de Bodegas Tierra de Agrícola Labasatida y las grandes explotaciones tenían más gente disponible para atender que interesados en conocer sus vinos. La conclusión a la que llegamos siempre es la misma. Si comparamos la calidad de los vinos frente a frente las pequeñas Bodegas familiares dan una lección a las grandes marcas.

Stand de Bodegas Tierra de Agrícola Labastida en Bodegas a pié de calle Labastida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una gran Bodega, como dijo Olatz, lanza un producto y de forma casi inmediata esta posicionado en el mercado, meten sus etiquetas por los ojos. Un ejemplo es el de una Bodega construida recientemente en Labastida y que ayer mismo conocimos sus vinos pero que ya los tiene posicionados en todo el país. Ya que estamos rodeados de viticultores intentamos saber si alguien trabaja en sus viñas y no conseguimos saberlo. ¡Que raro! tanta producción y nadie que conozcamos sabe nada…

Cierto que no esta prohibido, pero nos da mucha pena que una gran marca venga a nuestros pueblos, construya una Bodega que se supone va a representarnos y probablemente no tenga viñedos en nuestra tierra y mucho menos mantenga las tradiciones que nos diferencian.

¿A donde nos dirigimos? ¿a la globalización y unificación del vino?

Es posible que esta situación este contribuyendo a cambiar el futuro y que nuestros nietos no conozcan esas pequeñas Bodegas que tanto nos hacen suspirar y disfrutar no solo de grandes vinos, sino de grandes apasionados del vino, de grandes personas y de grandes momentos. Esta gente esta en nuestras mesas, junto con nuestras familias compartiendo nuestras celebraciones y contribuyendo en nuestras celebraciones.

Hablamos de vino, pero también hablamos de una forma de vida, de una cultura basada en la herencia del conocimiento y mejora continua traspasada de padres a hijos. Es un momento perfecto para explicar nuestro forma de pensar y nuestro nombre: ILOVEWINE, que aunque sea criticado por los expertos del marketing lucimos con orgullo. Nacimos pensando en este escenario y mantenemos nuestra filosofía intacta mientras nos lo permitan nuestros viejos amigos, nuestros clientes, mejor dicho nuevos amigos a los que estamos felices de atender, por que cada pedido que recibimos nos da la escusa perfecta y oportunidad de acercarnos a estas Bodegas para aprender de ellos, de compartir con ellos, los viticultores y Bodegueros. Y lanzamos unas preguntas:

¿Con que vinos quieres compartir tus momentos felices? ¿Con que vinos vas a recibir a tus seres queridos? Nosotros lo tenemos claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *