¿Qué demanda el turismo del vino?

La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) ha hecho público un nuevo informe sobre la demanda del turismo del vino realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España, la herramienta de análisis de más utilidad en la actualidad para conocer la evolución del enoturismo español.

Enobus

Este quinto informe sobre la demanda se ha realizado durante los meses de octubre y noviembre de 2013, en siete territorios enoturísticos repartidos por toda la geografía del país y pertenecientes al Club de Producto Rutas del Vino de España entre los que se encuentra la Ruta del Vino Rioja Alavesa.

El estudio un perfil del enoturista que lo identifica como de procedencia nacional, si bien se observa que, muy poco a poco, la internacional va creciendo; de amplio espectro generacional y sin distinción de sexo, lo que supone también la necesidad de un ejercicio de segmentación de la demanda; que viaja acompañado o en grupo y se interesa sobre todo por las bodegas y la gastronomía de la zona y manifiesta un alto grado de satisfacción sobre su experiencia turística en las Rutas del Vino. Los resultados generales de 2013 apuntan a las visitas a bodegas (48%) y la gastronomía (44,9%) como factores motivadores inicialmente en el momento de elegir destino, seguidos más de lejos por el conocimiento de la cultura y patrimonio vitivinícola de la zona (31,8%).

Destacamos del informe que hay un aumento de las reservas realizadas a través de Internet. El 25,4% de las reservas se hacen por este medio, un porcentaje similar al de las personas que se presentan en la Ruta sin haber reservado previamente (25,3%). Con respecto al anterior estudio (año 2010) este porcentaje ha aumentado en 5 puntos, mientras que el relacionado con las reservas telefónicas (si bien sigue siendo notable) ha bajado. Las recomendaciones de familiares o amigos en la elección del destino continúan teniendo un gran peso, con un porcentaje del 51 %.

Disponer de una oferta complementaria gastronómica variada y de calidad en la zona será un elemento determinante durante los próximos años, así como reforzar los recursos patrimoniales y culturales.

De manera general, el estudio destaca la importancia por una mayor apuesta por los mercados internacionales. Así, uno de los grandes retos para el enoturismo en España para los próximos años será lograr posicionarse realmente como un destino enoturístico reconocido, que pueda competir con Francia, Italia o Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *